Top Ad 728x90

Loading...

martes, 31 de enero de 2017

, , , , ,

Acusan a cura de tener "harén" de 15 mujeres a las que prostituía y golpeaba

El sacerdote Andrea Contin. FOTO: Especial



Padua, Italia, 31 de enero 2017 (anonpublico.com).- La iglesia católica italiana se encuentra en medio de un nuevo escándalo, luego de que se supiera que la justicia italiana investiga a un párroco de la ciudad de Padua, por protagonizar una serie de escándalos sexuales, cuyos macabros detalles oscurecen los del mismísimo Calígula.



El sacerdote Andrea Contin, de 49 años, se encuentra libre, pero bajo investigación de los "carabinieri" italianos, después de que una mujer lo denunciara por maltrato doméstico e incitación a la prostitución a finales del 2016, lo que destapó una red de orgías, prostitución, abusos y maltrato como hace años no se había visto.



Todo comenzó el 6 de diciembre del 2016, cuando una mujer fue a presentar una denuncia en la comisaría de Padua, acusando a su amante, un cura de 49 años, de someterla a intenso maltrato físico y obligarla a prostituirse, en contra de su voluntad. Conforme la mujer fue ahondando en su testimonio, los agentes escucharon escabrosos detalles de la vida detrás de las paredes de la parroquia, que incluían toda clase de prácticas sexuales grupales, orgías con hombres y mujeres, excursiones con intercambio de parejas y prácticas de sadomasoquismo no consensuado, además de acusaciones de que el entonces respetable sacerdote sostenía nada menos que un harén de 12 mujeres, con las que solía alternar en escapadas al balneario de Cap d'Agde, en la Costa Azul francesa. "Las relaciones siempre fueron extremas y violentas, había bofetadas, escupidas y juegos eróticos", narró la mujer.

Al indagar un poco más sobre Contin, los carabinieri dieron cuenta de al menos 12 mujeres que, efectivamente, pertenecían al "harén" del religioso, pero que, además, estaban ya casadas y eran obligadas a sostener relaciones sexuales con otros hombres, muchos de ellos sacerdotes de la misma ciudad, y otros, ciudadanos que eran contactados por medio de una página de citas online.



Al obtener la orden de cateo correspondiente, la policía ingresó a la casa parroquial, y lo que vieron los dejó estupefactos: al abrir una habitación cerrada con llave, encontraron una verdadera sex-shop, con vibradores, látigos, cadenas, esposas y hasta videos pornográficos en cantidad, que estaban, eso sí, camuflados como videos documentales de diferentes papas de la historia. Escondida, hallaron una pequeña agenda que elevó el número de mujeres del "harén" a 15, tres de las cuales se animaron a declarar en contra del religioso. Estas mujeres testificaron que “siempre había un montón de mujeres dando vueltas” y que tenían “relaciones sexuales en la parroquia a toda hora. Mañana, tarde y noche”. Estas mujeres afirmaron que el sacerdote buscaba a mujeres con sus matrimonios en crisis, y que usaba esta artimaña para seducirlas, mientras iba estableciendo las circunstancias propicias para sacar provecho de ellas, tan pronto como les fuera posible, valiéndose de su estatus de consejero matrimonial.





Pese a que estas actividades en sí no son constitutivas de delito, la trata de personas sí lo es, aunque no se ha demostrado que Contin obtuviera algún beneficio económico de sus víctimas. No obstante, el caso ha avanzado lentamente. Algunos piensan que se debe a las influencias de la poderosa diócesis de Padua, que, sin embargo, obtuvo de la misma la declaración de que "los hechos bajo investigación son muy graves y duelen al obispo y a la comunidad cristiana".



Por lo pronto, el sacerdote se encuentra en Croacia, en una supuesta visita a sus familiares que, sin embargo, muchos han interpretado como un intento de alejarle del escándalo, mientras se negocia una salida decorosa al asunto, que ha acaparado la atención de los medios italianos en prácticamente todo el mes de enero.



Staff
Comentarios de FB anonopshispano.com

Top Ad 728x90



Loading...